2 MEJOR QUE 1

Ir abajo

2 MEJOR QUE 1

Mensaje  Admin el Lun Abr 14, 2008 3:42 pm

Todo el mundo cree que los gatos son animales solitarios. Esto no es del todo cierto. Sabemos que hay felinos salvajes como los leones que viven en grandes grupos con una jerarquía muy establecida, y otros como los tigres o leopardos que son tremendamente solitarios.

Los gatos pueden ser en realidad muy sociables entre ellos, llegando a formar un gran vínculo amistoso. Esto no sólo depende del carácter del gato sino también de muchos factores ambientales, como por ejemplo suficiente cantidad de alimento. En las colonias de gatos callejeros, podemos ver abundantes grupos que asisten a comer todos juntos. Incluso se observa que las gatas cuidan mutuamente a los cachorros y el grupo convive pacíficamente.

Sólo los gatos adultos machos sin castrar son habitualmente solitarios y cubren grandes superficies de terreno que entienden como su territorio. Si se cruzan con algún otro gato, huirán uno del otro o si esto no es posible y se encuentran lo suficientemente cerca, llegarán incluso a pelearse.

¿Entonces qué debemos hacer? Lo mejor es plantearnos seriamente si estamos dispuestos a responsabilizarnos de dos animales en vez de uno. La necesidad de espacio no va a ser mucho mayor, aunque si habrá que contar con un pequeño incremento del gasto económico. Si estamos dispuestos a asumirlo sólo habría que pensar qué es mejor para nuestro gato.

Un animal que tenga acceso al exterior, con una familia numerosa, y mucho ajetreo todos los días, posiblemente no necesite un compañero de juegos para estar entretenido.

En cambio, si nuestro gato vive en un piso, se pasa gran parte del día solo y convive sólo con una o dos personas, seguramente pasará bastante tiempo aburrido, y agradecerá muchísimo un compañero de juegos (aparte de que nosotros juguemos también con él). El contacto social es vital y necesario incluso cuando no estamos en casa.

Es mejor tener un par de gatos. Todo son ventajas, si conseguimos que los animales se lleven bien:

- Son compañeros de juego: practicarán comportamiento de caza entre ellos.
- No se aburren, ni aunque tengamos que dejarlos solos varias horas.
- Se acicalan y duermen juntos.

La presencia de otro gato siempre les estimula. Lo ideal es elegir dos hermanos de camada, que desde el primer momento se llevarán estupendamente. De todas formas, si los gatos son cachorros (o menores de un año), se harán amigos enseguida.

Dos animales adultos también pueden hacer una gran amistad. Es conveniente que los gatos sean aproximadamente de la misma edad, porque las ganas de jugar y el tipo de juego será similar. Si el animal es del sexo opuesto probablemente sea más sencilla la introducción. Ni que decir tiene, que se deberán esterilizar ambos animales para evitar camadas indeseadas y frecuentes. También dos machos adultos pueden convivir pacíficamente siempre y cuando estén castrados ya que si no, habrá conflictos de territorialidad con marcas de orina y peleas. Una gata adulta también serán más tolerantes ante una nueva compañera una vez esterilizada.

La diversión de tener un gato en casa se duplica al tener dos, ya que el espectáculo de carreras, saltos y persecuciones está asegurado. Las personas que han tenido dos gatos en casa, saben que se hacen mucha compañía y es fantástico ver como se relacionan entre ellos.

Imagina a los dos esperándote en la puerta al llegar de trabajar… Todo el cariño que les das se devuelve multiplicado.
avatar
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 372
Localización : Las Palmas G.C.
Fecha de inscripción : 09/04/2008

Ver perfil de usuario http://adoptaunamigoengc.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.